Make your own free website on Tripod.com

Iglesia de Cristo, Garcia N.L.

La Historia de los sufrimientos de Job
Home
Nuestro proposito
Contáctenos
Calendario de eventos
Noticias
XII Reunión de Predicadores Jovenes
Links
Historia y forma de adoración de la Iglesia
Estudios biblicos
Cronicas de la congregación
English

                                    Job 01; 02; 03

 

Cabe mencionar que distintos escritores y el mismo Dios reconoce a Job como y no como un carácter ficticio que se hubiese inventado con el fin de ilustrar una verdad. Ezequiel 14:14 y Santiago 5:11

 

Job fue reconocido como uno de los grandes hombres de Dios debido a su paciencia  en Dios y su firmeza cimentada en su fe y en su amor en el Todopoderoso.

I.- LA RECTITUD DE JOB

 

Job 01:01 y 08... Era hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Es por eso que se le reconoce como un hombre de fe, valor y amor hacia Dios.

 

Ahora notemos también como Job fue uno de los pocos hombres que fue tan grandemente bendecido por Dios. Me atrevería  a decir que fue exageradamente bendecido en: Job 01:02-05

 

Entre las tantas bendiciones de las que gozaba Job, se dice que contaba con una linda familia. Tenía diez hijos de entre ellos (siete varones y tres mujeres). Eran una familia tan unida, que los hijos estaban acostumbrados a tener un banquete, cada uno en “su día”, (suponemos que tal vez se referían al día de su cumpleaños). E invitaban a sus tres hermanas para que estuviesen unidos todos en sus celebraciones.

 

Ellos disfrutaban de reuniones familiares. Y sabemos que no hay bendición más grande para un padre, que la de tener el amor y la intimidad de de su familia.

 

Job también era dueño de una gran riqueza material, y aquí cabe mencionar que en aquellos tiempos un hombre rico no era aquel que tenía tantos coches y tantas casas y tanto dinero guardado en un banco, sino que las riquezas en ese entonces se medían por manadas y rebaños.

 

Job tenía siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas y muchísimos criados. Era el hombre más rico de aquella parte del país y de la tierra llamada Uz.

 

Por encima de todo esto Job disfrutaba de la aprobación de Dios (Job 01:01 y 08) “No hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal”.

 

No puede haber bendición más grande mis hermanos que el saber que uno es aceptado y aprobado por el mismísimo Omnipotente Dios.

 

II.- LA PRUEBA DE JOB

 

Ahora veamos  la otra cara de la moneda, la cual sella y comprueba lo que acabamos de decir respecto a Job (Varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal).

 

Porque Job no solamente estaba en las buenas con Dios, y no era convenenciero como muchas de las veces somos ó es la gente. Sino que demostró ser integro tanto en lo próspero, como también en lo adverso.

 

Job 01:06-12... Vemos como Satanás está vivo y tiene su campo de acción ¿dónde? V.7 en la tierra “venía de rodear la tierra y de andar por ella”.

 

Ahora notemos como Satanás pudo introducirse a una reunión de Dios con sus hijos, que en este caso se cree por lo general que se trataba de sus ángeles.

 

Y he aquí una profunda lección para nosotros acerca del poder que tiene Satanás. Si pudo introducirse a una reunión con los hijos de Dios “en los cielos”. Entonces no es de extrañar que pueda meterse a las congregaciones del pueblo de Dios “en la tierra”. V.7.

 

Porque Satanás siempre anda rodeando la tierra, tanto que comenzó por la creación de Dios haciendo caer a Adán y Eva (Génesis 3).

 

Pero todavía no le había arrebatado a Job de las manos de Dios, Satanás nunca va a conformarse eso téngalo por seguro, también quería que Job cayera en sus garras.

 

Por eso Dios le dice a Satanás: (Job 01:08)... “No has considerado a mi siervo Job?”.

 

Y claro que Satanás ya había considerado a Job, tanto que va directo y al grano diciendo que Job estaba con Dios solo por sus bendiciones y lo acusaba de egoísta para servir a Dios.

 

Job01:09-11... “A poco crees que Job te teme de balde? Extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene haber si no blasfema contra ti.

 

V.12... Dios da permiso a Satanás de tocar todas las posesiones de Job, pero con cierta  restricción, es decir: le dice: “Quítale todo lo que tiene, ó toca todo lo que tiene, pero a él no lo toques, no pongas tu mano sobre él”.

 

Hasta aquí hermanos podemos aprender profundas lecciones acerca de Satanás y la tentación:

 

1.- En primer lugar, si un hombre tan bueno como Job no escapó al asedio de Satanás, tampoco nosotros escaparemos.

 

2.- Si Dios permitió que Job fuera probado, entonces nosotros también podemos ser probados.

 

3.- Y en tercer lugar Dios le pone límites al poder de Satanás. Dios no le permitió a Satanás tentar a Job más allá de su capacidad para soportar.

 

Todos nosotros podemos ser tentados algún día, pero: 1° Corintios 10:13... “Fiel es Dios que no nos dejará ser tentados más de lo que nosotros podamos resistir”.

 

Dios le da permiso a Satanás, pero un permiso limitado, y con esto llegamos a la conclusión de que solo Dios tiene el poder para ponerle freno a Satanás, es decir: un “hasta aquí”.

 

Porque tanto Job como sus posesiones y todas las cosas le pertenecen a Dios. Salmo 24:01; 50:10; Hageo 02:08 y Ezequiel 18:04.

 

Y todo esto hermanos y amigos lo reconoció Job en : Job 01:21-22... “Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá. Jehová dio y Jehová también quitó; sea el nombre de Jehová bendito”.

 

III.- SEGUNDA PRUEBA DE JOB

 

Job soportó la primera prueba, pero como ya habíamos dicho anteriormente Satanás no se iba a quedar conforme.

 

 

Notemos hermanos y es sorprendente como a Satanás no le importan nuestros bienes materiales, ni le importa cuan buena sea nuestra familia, ó cuantos amigos tengamos.

 

Lo que realmente odia Satanás es el hecho de que amemos a Dios y que Dios nos ame. Cosa que hasta el momento no había podido lograr con Job. Satanás creía que iba a debilitar el amor que Job sentía hacia a Dios quitándole todos sus bienes, y aún pegándole a su familia. Esto no fue así.

 

Así que: la segunda gran prueba llegó poco después de la primera. Job 02:01-13

 

La astucia de Satanás se mostraba una vez más en los versículos 04 y 05... “Satanás dice a Dios: “Piel por piel”, eso que hizo Job cualquier hombre lo haría. Todo lo que el hombre tenga, lo poco ó lo mucho lo dará a cambio de su vida. Pero extiende tu mano y toca su hueso y su carne haber si no blasfema contra ti.

 

Y Dios vuelve a dar permiso a Satanás, pero nuevamente con restricciones.

V. 06... “He aquí, él está en tu mano; más guarda su vida”. Haz lo que quieras de él, pero no toques su vida.

 

Hasta estos momentos era tanta la desgracia de Job que hasta su mujer se volvió en contra suya. Cuando vio que no tenía posesiones, que no tenía hijos y que aparte de eso tenía una enfermedad gravísima según los V. 12 y 13.

 

Pero Job aún con todo esto contesta a su mujer lo siguiente: V. 10... “Como suele hablar cualquier mujer “fatua”, has hablado”.

FATUA (O).- Falta de entendimiento, alguien necio.

¿A caso recibiremos de Dios solamente el bien y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

 

Hasta estos momentos Job mantenía su integridad hacia Dios, pero después vendría lo siguiente:

 

IV.- REPROCHE Y RECAPACITACION DE JOB HACIA DIOS

 

Job 03:01-03; .11-13; :23-26... Tal pareciera que Satanás por fin habría ganado la batalla, cuando Job por fin se empieza a desesperar y maldice el día en que nació. “Perezca el día en que yo nací y la noche en que se dijo: Varón es concebido”. “¿Porqué no morí yo en la matriz, o expire al salir del vientre?”. “Pues ahora estaría yo muerto y reposando. Dormiría y tendría descanso”. “No he tenido paz, sino que por lo contrario fui turbado”.

TURBAR.- Alterar ó descomponer un curso natural de una cosa.

 

Job estaba cayendo en un grado de depresión y desesperación. Y sabemos que esto es sumamente peligroso ya que nos lleva a pensar y actuar de forma incorrecta. Más sin embargo veamos la recapacitación de Job en:

 

Job 42:01-06... “Me aborrezco y me arrepiento de todo lo que antes dije. Dijo Job, y Dios le recompensa de la siguiente manera:

 

V.- RESTAURACION DE LA PROSPERIDAD DE JOB

 

Job sabía y entendía que lo amargo siempre viene acompañado de lo dulce, ó en otras palabras después de la tormenta siempre viene la calma. No que a Job le gustara, pero si lo aceptaba.

 

Job 42:10-17... “Quitó Jehová la aflicción y turbación de Job y le restauró y le bendijo al doble de lo que tenía”.

 

CONCLUSION: Creo Yo que las pruebas por las cuales pasó Job, son las pruebas más grandes para poder entrar a la eternidad.

                                 

Iglesia de Cristo * Zuazua 104 * Garcia N.L. * Méx *